¡Te sorprenderán! Estos son los increíbles beneficios de la naranja para tu piel

Esta fruta aporta vitaminas, antioxidantes y favorece una buena digestión. ¿Conoces todas sus propiedades? Hoy te contamos los beneficios que tiene la naranja para que tu piel luzca radiante este verano.

Con un alto contenido en vitamina C, ayuda a tener un sistema inmunitario fuerte y te protege de las infecciones. A su vez, previene resfriados y otro tipo de dolencias.

La buena digestión hace que funcione el cuerpo de forma adecuada, por lo que repercute en una piel nutrida y saludable. Toma nota, estos son los beneficios que tiene la naranja:

       Una fruta rica en antioxidantes

Al ser un alimento natural, la cáscara de naranja contiene antioxidantes como la vitamina C que rejuvenecen la piel. Es decir, evita el deterioro de las células y conservan una piel fresca y sana.

  Contiene calcio

Otra de sus propiedades es el calcio que también ayuda a regenerar la piel.

  Exfoliante natural

Tiene la función de limpiar y proteger la piel como un exfoliante, pero de manera natural. Al aplicar la cáscara, se eliminan puntos negros y espinillas, por lo que la piel está limpia y pulida. También tiene el beneficio de que no aparecen con facilidad de nuevo.

     Devuelve el tono de la piel

En muchas ocasiones, el sol genera manchas en la piel, sobre todo durante el verano. La piel de la naranja tiene la ventaja de eliminar estas marcas y nivelar el tono de tu piel.

Ante una mala protección del sol, la naranja es una buena compañera para devolver la salud a la piel.

¿Cómo consumir la naranja para tener más beneficios en la piel?

Existen formas muy variadas de consumir la naranja para generar mayores beneficios en la piel.

La mejor manera es tomar un zumo recién exprimido, con las posibilidades que ofrecen nuestras máquinas de Zummo. De forma fácil y rápida exprimen la naranja para que la puedas consumir.

Otra de las opciones es comer la fruta, pero también se puede tomar en infusiones con la cascara de la naranja, rallar la piel y añadirla en postres o diferentes platos, así como para condimentar la carne o el pescado.