Calderon Berti destapa la olla podrida de funcionarios de Guaidó en Colombia

Este viernes 29 de noviembre, Humberto Calderón Berti, exembajador de Venezuela ante Colombia, recientemente removido de su cargo, reveló los detalles sobre el supuesto mal manejo de fondos de recursos de funcionarios de Juan Guaidó.

Explicó que, a pesar que se destinaron fondos para ayudar a los más de 1200 militares venezolanos que desertaron al régimen y a sus familiares, al menos 148 uniformados no fueron atendidos.

Detalló que los responsables de manejar los fondos para apoyar a estos uniformados activos fueron personas del entorno de Guaidó que según denuncias que recibió, y que luego confirmó, hicieron un mal uso de los fondos.

“Aquí (los militares) recibieron la comida del gobierno colombiano, de las organizaciones, de Migración, de Fronteras, de Acnur (…) La gran mayoría de ellos fueron protegidos en los hoteles de Cúcuta, ellos y sus familiares. Pero llegaron aparte 148 militares que nunca recibieron apoyo de nadie. Se encargaron de ellos personas designadas por el presidente Guaidó, de su entorno, y esa gente manejó recursos que nunca supe de dónde venían, nunca supe cuánto fue y nunca supe cómo se gastaron, hasta el día de hoy”, denunció Calderón Berti.

Advirtió que fueron las autoridades colombianas las que le alertaron sobre el mal manejo de los fondos y sobre hechos irregulares e indebidos de estos funcionarios que representaban al gobierno interino.

“Desde el inicio de ese proceso yo empecé a recibir rumores de que estaban ocurriendo cosas indebidas, que había un mal manejo de aquellas cosas y que tenía que prestar atención a lo que estaba ocurriendo (…) Esto no lo inventé yo. Las autoridades colombianas me dieron la alerta y me mostraron documentos donde se hablaba de prostitutas, de licor, de cosas indebidas, del mal manejo de los recursos (…) doble facturación, facturación ficticia y una serie de manejos extraños”, detalló.

“Pedí que me proporcionar más información. Hice lo que me correspondía como embajador, mandar a hacer un auditoría y de esta auditoría estaban en cuenta en Caracas, particularmente Leopoldo López”, aseveró Calderón Berti desde Colombia.

Así mismo, en referencia a la publicación del artículo de PanamPost, en el que denunciaba el mal manejo de los recursos en Cúcuta, señaló que los resultados de esa auditoría se “filtraron”, y que no tuvo participación en ello, como algunos señalaron.

“El día que se hace la denuncia ya se estaba terminando el informe de auditoría. La denuncia aparece un viernes y a mi entregan la auditoría un sábado, ese mismo día se la envié al presidente Guaidó, a Julio Borges y a Leopoldo López. Yo no lo toqué, yo no manipulé ese informe, yo no traté nunca de influir en la forma en la que se elaboró ese informe. Yo no tuve absolutamente nada que ver con eso, ese no es mi estilo, no es mi forma”, dijo en su defensa.

No culpó a la prensa por hacer pública la información, sino a quienes cometieron tales acciones.

“El hecho no es que se haya filtrado la información, el hecho es que ocurrió algo indebido. Un manejo impropio de los recursos. La prensa tiene que decir lo que está pasando, están en su derecho, están en su obligación y la gente tiene derecho a estar informados”, manifestó.

“Cuando me llamaron de Caracas dije: ‘Lo triste de todo esto no es que se haya sabido, lo triste de todo esto es que haya ocurrido’”, agregó.

Reiteró que la lucha contra la corrupción debe ser prioridad de todo servidor público y que sin importar que el monto haya sido bajo, se trató de un delito que debió ser castigado y repudiado.

“Tampoco se trata de que el monto haya sido muy pequeño, no, porque este régimen venezolano tiene acostumbrada a la gente a robarse cien millones. No es un problema de montos, el hecho es que ocurrió, la lucha contra la corrupción no puede ser materia prima para los discursos, tiene que ser testimonio permanente del servidor público”, dijo.

Redacción Maduradas